Proveedor de materiales de construcción

Descripción
Los proveedores de materiales de construcción venden materias primas al por mayor (a la industria de la construcción) y al por menor (al público en general). Tratan con los particulares y proveedores, mantienen registros financieros y de valores, y manipulan materiales de construcción.
 
Actividades laborales
Los proveedores de materiales de construcción ofrecen a los artesanos de construcción (como fontaneros, albañiles, jardineros, electricistas, etc.) los elementos que necesitan para realizar su trabajo. También venden productos al público en general.

Los proveedores de materiales de construcción se diferencian de las grandes superficies en que ofrecen a los aficionados el do-it-yourself (DIY), es decir, ofrecen una amplia gama de productos y todo tipo de consejos a las personas que realizan sus propios trabajos de bricolaje. La mayoría de los proveedores de materiales de construcción están especializados en determinados tipos de materiales, tales como la carpintería, la electricidad o los baños.

Ofrecen materiales que se agrupan en dos grandes tipos. Los materiales pesados, que incluyen arena, cemento, ladrillos, lastre, etc., y los materiales ligeros, que ofrecen accesorios de fontanería, baño y cocina, y equipamientos de decoración, por ejemplo.

Trabajar como proveedor de materiales de construcción incluye la realización de todas las tareas que se realizan en la distribución general. Un aspecto importante del trabajo es el pedido del material, tanto para la venta al por mayor como al por menor.

En las empresas grandes, los pedidos de los materiales están informatizados de forma que se realizan automáticamente cuando el sistema detecta una reducción hasta un límite preestablecido. En las empresas más pequeñas, el material tiene que contarse de forma manual y la documentación relacionada con los pedidos se tiene que gestionar de forma manual.

En cualquier caso, hay que realizar una gran cantidad de trabajo administrativo que requiere mucha coordinación. Además, hay que establecer con los proveedores el tipo y la cantidad de material necesario. Esta parte del trabajo también implica desempeñar un trabajo en el almacén, controlando las cajas e materiales, así como su almacenamiento y distribución.

Los proveedores de materiales de construcción tienen mucho contacto con los clientes. Realizan consultas telefónicas y les atienden en persona. Gran parte de este trabajo implica dar consejos sobre cuáles son los materiales más adecuados para instalar un tipo de grifo determinado o sobre el tipo de madera más apropiado para un propósito particular, por ejemplo. También aconsejan sobre las herramientas y accesorios que deben usarse en las tareas constructivas.

La mayoría de los proveedores de materiales de construcción tienen acceso a una base de datos de productos o a una página web donde consultan los precios, especificaciones, técnicas e información sobre salud y seguridad para los clientes. En ocasiones, tienen que hacer estimaciones sobre cantidades y precios para realizar grandes pedidos.

Después de haber informado al cliente, los proveedores tienen que completar el proceso de venta. Según el pedido, pueden cobrar en efectivo, cuando son cantidades pequeñas, o con tarjeta de crédito, para cantidades más importantes.

Además de trabajar con la caja registradora, los proveedores gestionan recibos y facturas detalladas completas y, con frecuencia, tienen que calcular del impuesto sobre el valor añadido (IVA). A menudo tienen que organizar y comprobar las entregas al cliente o en una obra en construcción, por ejemplo.

Además de estas funciones, de vez en cuando ayudan en el almacén, coordinando la carga o descarga de productos.
Perfil profesional
Para trabajar como proveedor de materiales de construcción se debe tener:
  • Capacidad de convencer y profesionalidad para tratar con proveedores y clientes. Muchos clientes esperan el asesoramiento de vendedores expertos.
  • Un buen nivel de español hablado y escrito.
  • Conocimientos prácticos de tecnologías de la información (en particular, de internet y bases de datos).
  • Conocimientos avanzados de matemáticas, para hacer cálculos, estimar costes y cantidades de bienes, y gestionar grandes cantidades de dinero.
  • Resistencia para pasar mucho tiempo de pie o andando.

El proveedor de materiales de construcción tendrá que ser capaz de lo siguiente:
  • Mejorar sus conocimientos sobre los productos que vende y mantenerse al día sobre los nuevos productos, materiales y tecnologías.
  • Trabajar en equipo.
  • Aprender con rapidez.
Según el tipo de producto que se venda, el trabajo podría ser poco adecuado para personas que sufren alergias al polvo o que tienen dificultades respiratorias.
Competencias
  • Aconseja sobre qué productos comprar.
  • Aptitudes para llevar registros.
  • Aptitudes para trabajar en el servicio al cliente.
  • Atiende consultas por teléfono.
  • Ayuda en el exterior.
  • Buen trato por teléfono.
  • Calcula cantidades y cotizaciones para grandes pedidos.
  • Capacidad para aprender con rapidez.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de desarrollar los conocimientos sobre un producto.
  • Capaz de mantenerse al día sobre nuevos productos, materiales y tecnología.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Destrezas en informática.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades interpersonales.
  • Habilidades prácticas.
  • Lleva registros con precisión.
  • Prepara facturas, cobra.
  • Prepara y revisa envíos para clientes.
  • Profesional.
  • Profundiza en el conocimiento del producto y de la industria de la construcción.
  • Recibe, registra y hace pedidos de stock.
  • Se sirve de bases de datos y páginas web para buscar detalles.
  • Seguro.
  • Trabaja en equipo.
  • Vende mercancías al por mayor a la industria de la construcción.
  • Vende productos al por menor al público general.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.