Probadores de software (testers)

Descripción
Los probadores de software (también conocidos como testers, su denominación en inglés) planifican y llevan a cabo pruebas de software de los ordenadores para comprobar si funcionan correctamente. Identifican el riesgo de sufrir errores de un software, detectan errores y los comunican. Evalúan el funcionamiento general del software y sugieren formas de mejorarlo.
Actividades laborales
Los probadores de software pueden probar todo tipo de software, programas individuales para aplicaciones o productos (una serie de programas que almacenan y procesan información para realizar una tarea específica). Las aplicaciones incluyen pantallas para que los usuarios introduzcan información y puedan imprimir los resultados. Los probadores también pueden analizar sitios web o juegos de ordenador.

Pueden estar involucrados con el desarrollo de un nuevo programa, ya que a menudo deben probar nuevas versiones de un software, o simplemente llevar a cabo un control rutinario de un producto existente.

En primer lugar, identifican todos los riesgos tales como: errores que podrían ocurrir en el software cuando alguien lo está usando, confusiones a la hora de utilizar un software por parte de un usuario debido a la falta de información, la instalación del software en diferentes tipos de sistemas, etc. Prueban estos riesgos para conseguir que un software ofrezca la máxima confianza. Deben diseñar pruebas que se puedan repetir y evaluar.

Pueden evaluar el correcto funcionamiento:
  • Si el software coincide con la especificación original (o qué hay que hacer para que coincida).
  • Si cuando un usuario hace clic en un botón o enlace para que suceda algo, por ejemplo, para ir a una nueva pantalla, se abre la pantalla correcta.
  • Si el usuario tiene que introducir algunos datos, el software actúa de forma correcta y los datos se almacenan de forma segura.
  • Si está diseñado para que varios usuarios puedan abrirlo al mismo tiempo sin que el programa reduzca su velocidad de procesamiento.
Si se puede utilizar herramientas de automatización de pruebas para iniciar una sesión en muchos usuarios al mismo tiempo.
Si cuando el software tiene que compartir información con otro programa, continúa funcionando correctamente.

Los probadores de software, por ejemplo, pueden introducir deliberadamente información en una ruta equivocada para asegurarse de que reciben el mensaje de error esperado. Por ejemplo, si se les pide que introduzcan un año de nacimiento, podrían poner 1892 en lugar de 1992 y comprobar que el programa reacciona de la forma adecuada y detecta el error.

Los probadores de software no suelen tener tiempo para probar todas las combinaciones posibles de las acciones que pueden aplicarse con un software, por lo que tienen que ponerse de acuerdo de antemano con el cliente sobre el tiempo disponible que tendrán. Mantienen un registro detallado las pruebas que realizan. Una vez completadas las pruebas, enumeran los errores y redactan un informe para que los programadores y administradores de proyectos puedan implementar posteriormente.

Algunos probadores trabajan como consultores, y deben viajar a los hogares/locales de los clientes para asesorarles sobre los procedimientos de prueba, así como la realización de las pruebas.
Perfil profesional
Un probador de software necesita:
  • Importantes habilidades de TIC.
  • La capacidad de trabajar con calma bajo presión.
  • Capacidad de organización.
  • Pensamiento lógico.
  • Capacidad de planificar el trabajo futuro.
  • Prestar atención a los detalles.
  • Ser capaz de redactar informes claros.
  • Habilidades de comunicación oral.
  • Habilidades de trabajo en equipo.

Competencias
  • Acuerda de antemano cuánto hay que testar en el tiempo disponible.
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Bien organizado.
  • Capacidad de análisis.
  • Capacidad para priorizar tareas.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Conocimientos especializados en informática.
  • Destrezas en informática.
  • Elabora y realiza tests sobre programas informáticos, páginas web y juegos.
  • Habilidad para evaluar.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Idea tests que puedan repetirse y valorarse.
  • Identifica riesgos.
  • Lista errores y redacta informes para programadores y directores de proyectos para que actúen según los mismos.
  • Lleva registros precisos de lo que se ha testado.
  • Metódico.
  • Observador.
  • Recomienda formas de mejorar la realización de tests.
  • Resuelve cómo probar riesgos a fin de que el software resulte lo más seguro posible.
  • Sensato.
  • Sentido común.
  • Trabaja en equipo.
  • Tranquilo.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
¿Te ayudamos a encontrar tu curso ideal?
Nuestro buscador encuentra hasta 3 cursos
relacionados con esta profesión que encajan mejor con tus características
Déjanos tus datos
para que los centros contacten contigo y puedan ampliarte la información de los cursos sin compromiso
Rellenar con FacebookRellenar con Facebook
Cursos relacionados