Operador de sonido de radio y televisión

Descripción
Los operadores de sonido de radio y televisión capturan el mejor sonido para las emisiones de televisión o radio, o para el cine. Manejan una gran variedad de equipos de sonido.
Actividades laborales
Los operadores de sonido de radio y televisión trabajan en radio y televisión o en cine. Trabajan en estudios, en platós de filmación, en unidades de post-producción y sobre el terreno en unidades móviles de emisión desde fuera del estudio.

En los estudios de televisión, los operadores de sonido trabajan en el plató. Su trabajo consiste en capturar el sonido correcto para cualquier programa. Se aseguran de que el sistema de sonido del estudio funcione correctamente.

Preparan, colocan y accionan las jirafas, micrófonos y altavoces. Sujetan los micrófonos a las personas que aparecen en los programas y accionan los micrófonos móviles para captar el sonido sin que los espectadores adviertan lo que está sucediendo. También se encargan del mantenimiento del equipo.

Durante la grabación, controlan el sonido a través de auriculares.

Los operadores de sonido de radio y televisión que hacen este trabajo suelen ser los miembros más jóvenes del equipo, y con frecuencia se los conoce como asistentes de sonido. Sus responsabilidades pueden variar en función del tipo y la importancia del programa o producción.

En la radio, los operadores de sonido manejan las mesas de mezclas, los equipos de grabación y los reproductores de música. Pueden usar equipos técnicos para crear efectos de sonido. El trabajo se lleva a cabo en estudios de radio, que suelen ser más pequeños que los de televisión.

En emisiones de exteriores para radio y televisión y en los platós de filmación al aire libre, los operadores de sonido instalan y desinstalan el equipo. Durante la cobertura de actos al aire libre como partidos de fútbol, reuniones políticas y manifestaciones culturales, comprueban la calidad del sonido que se recibe en el estudio.

En este tipo de trabajo se utilizan comúnmente equipos digitales y ordenadores.

Los operadores de sonido de radio y televisión tienen que trabajar a veces fuera de casa para las grabaciones en exteriores y emisiones desde fuera del estudio. Puede ser que tengan que trabajar en todo tipo de condiciones climáticas.

En la postproducción, los operadores de sonido de radio y televisión utilizan diferentes clases de equipos técnicos para mezclar el sonido, crear efectos de sonido y añadir una narración. También pueden eliminar todo el ruido de fondo no deseado, por ejemplo, en grabaciones efectuadas al aire libre.

Los operadores de sonido de radio y televisión con más experiencia suelen encargarse del trabajo de mezcla y edición.
Perfil profesional
Para ser operador de sonido de radio y televisión, se necesita:
  • Tener un gran interés por la producción o grabación de sonido de alta calidad.
  • Poseer conocimientos de física básica y de equipos de sonido.
  • Afrontar largas horas de trabajo y ajustarse a los plazos.
  • Tener resistencia y capacidad para mantener la calma y trabajar bien bajo presión.
  • Disfrutar buscando solución a problemas y formando parte de un equipo.
  • Poseer conocimientos de cultura elemental, por ejemplo, para tomar mediciones de sonido y seguir las instrucciones escritas.
  • Poseer buenas dotes de organización, para coordinar los diferentes elementos de sonido.
  • Ser puntual, ya que el resto del equipo de radio y televisión dependerá de que esté presente en el momento adecuado.
  • Poseer un nivel de forma física razonable, pues pasará mucho tiempo de pie y tendrá que sostener el equipo, que puede ser pesado.

Competencias
  • Capacidad de buena concentración.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de entender diagramas y dibujos técnicos.
  • Capaz de mantener la calma bajo presión.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de trabajar con vencimientos.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Enfoque flexible.
  • Enfoque práctico.
  • Enfoque profesional.
  • Flexible.
  • Garantiza una emisión de sonido de buena calidad.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidad para reaccionar rápidamente e improvisar si algo no sale como estaba previsto.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades prácticas.
  • Instala, sitúa y maneja micrófonos y altavoces.
  • Lleva la mesa de mezclas y el equipo de grabación.
  • Paciente.
  • Preciso.
  • Presta una atención especial a la normativa en seguridad y salud.
  • Puntual.
  • Responsable del mantenimiento del equipo.
  • Sensato.
  • Trabaja en estudios, platós, unidades de postproducción y exteriores.
  • Utiliza equipo técnico para crear efectos de sonido.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados