Musicoterapeuta

Descripción
Los musicoterapeutas usan sonidos y música para ayudar a personas con dificultades físicas, mentales, sociales y emocionales. A través de la música, las personas pueden explorar sus personalidades y experiencias, comunicar sentimientos y desarrollar su autoconfianza. Los terapeutas trabajan con sus clientes, ya sea uno a uno o en grupos.
Actividades laborales
Los musicoterapeutas ayudan a las personas con dificultades físicas, mentales, emocionales y de comunicación a expresarse, superar sus problemas, y aumentar su potencial y sentido de autoestima.

Los musicoterapeutas trabajan con una amplia gama de personas de todas las edades. Las personas que pueden beneficiarse de la terapia de la música incluyen sujetos con:
  • Discapacidades físicas o de aprendizaje.
  • Problemas de salud mental.
  • Problemas de adicción, por ejemplo, a las drogas o el alcohol.
  • Problemas de estrés o ira.
  • Depresión.
  • Dificultades de lenguaje y expresión oral.
  • Enfermedad terminal o de larga duración.
Cuando el terapeuta se cita con un cliente por primera vez, debe escucharle y hablar con él, para poder evaluar su problema y, sobre todo, su potencial, y luego programar una terapia adecuada.

Según los métodos elegidos para adaptarse a las necesidades del cliente, la terapia podría ser con grupos pequeños o individualizada.

Los musicoterapeutas forman parte de un equipo más amplio de salud y asistencia social. Para evaluar a un cliente, pueden trabajar en colaboración con otros profesionales, tales como psicólogos, psiquiatras, enfermeras, maestros y trabajadores sociales.

El musicoterapeuta debe crear una relación estrecha y de confianza con el cliente, y un ambiente no amenazante en el que el cliente se sienta libre de experimentar con la música.

El objetivo de la musicoterapia no consiste en enseñar música o juzgar la habilidad musical del cliente, se trata de utilizar música de forma libre con el fin de explorar y expresar sus sentimientos.

En general, el paciente y el terapeuta, cantan y escuchan música juntos (dependiendo de las habilidades del cliente). El paciente utiliza, sobre todo instrumentos de percusión, y, si es posible, su propia voz.

Algunos usuarios tienen dificultades para interactuar a través del habla. La música les permite comunicarse de una manera no verbal, aliviando los sentimientos de frustración.

Tocar instrumentos y moverse al compás de la música puede ayudar a los pacientes a mejorar su coordinación, su capacidad de escucha, su memoria y su capacidad de concentración.

La música también puede ayudar a las personas a superar problemas sociales. Por ejemplo, el trabajo en grupo, compartiendo una pieza musical puede mejorar la comprensión de cada cliente de la forma en que se relacionan con otras personas, y su capacidad de construir amistades.

Los musicoterapeutas trabajan en muchos lugares, incluyendo hospitales, escuelas especiales, centros de día y centros penitenciarios.

Perfil profesional
Para ser musicoterapeuta se necesita:
  • Grandes habilidades musicales, para tener la capacidad de apoyar a los pacientes en sus decisiones musicales.
  • Una personalidad cálida, amistosa y de apoyo hacia los pacientes.
  • Tacto, paciencia y simpatía.
  • Gran capacidad de comunicación, para trabajar con pacientes y también con otros profesionales, como médicos y psicólogos.
  • Habilidades para la resolución de problemas, para evaluar y decidir el tipo de terapia más adecuado para cada paciente.
  • Capacidad de organización para planificar cada sesión de terapia.

Competencias
  • Amable.
  • Asesora a personas a decidir el tratamiento a seguir.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Comprensivo.
  • Consulta a otros profesionales para realizar una valoración conjunta.
  • Creativo.
  • Empático.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades musicales.
  • Lleva varios casos.
  • Paciente.
  • Sabe tocar un instrumento musical.
  • Trabaja con clientes de diferentes tipos.
  • Trabaja con grupos.
  • Trabaja con personas en privado.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados