Ilustrador médico

Descripción
Los ilustradores médicos obtienen imágenes de los distintos problemas médicos y de la anatomía humana en general, utilizando una gama de técnicas artísticas y gráficas. Trabajan en hospitales, escuelas de medicina e instituciones de investigación.
Actividades laborales
Los ilustradores médicos obtienen imágenes de los distintos problemas médicos, de la anatomía humana y de los equipamientos médicos, mediante una variedad de técnicas artísticas y gráficas. Su trabajo se aplica en la enseñanza de la medicina, la atención al paciente, en las prácticas médicas y en investigación.

Hay una gran variedad de medios artísticos y gráficos que se utilizan para crear ilustraciones médicas. Para crear una ilustración, los ilustradores médicos pueden usar lápices, plumas y tinta, lápices de colores o diferentes tipos de pintura. Los dibujos hechos solo con líneas se utilizan a menudo para ilustrar los textos académicos. Los dibujos coloreados son más propios de las publicaciones de interés general y de los CD con información médica.

Los ilustradores médicos también pueden trabajar en el diseño de material publicitario, informes y sitios web relacionados con la medicina. También pueden copiar imágenes de diapositiva y de rayos X, y utilizar un software específico para diseñar presentaciones y demás materiales utilizados para la enseñanza, la investigación y la formación médica.

También utilizan el ordenador para manipular sus bocetos y dibujos iniciales, o bien para crear imágenes desde cero. Los ilustradores médicos también pueden producir modelos en tres dimensiones.

Asimismo, los ilustradores médicos pueden usar técnicas fotográficas, aunque, por lo general, este trabajo está reservado a fotógrafos especializados en medicina. Otros ilustradores también pueden involucrarse con las grabaciones en vídeo, por ejemplo, para ilustrar pacientes que tienen problemas concretos del movimiento.

Los ilustradores médicos también trabajan de forma coordinada con fotógrafos médicos y técnicos audiovisuales. Los que trabajan en departamentos grandes suelen especializarse en un área, como la fotografía, mientras que en los departamentos pequeños pueden realizar muchas tareas distintas.
Perfil profesional
Un ilustrador médico es necesario que tenga las características siguientes:
  • Mostrar interés por la ciencia, la medicina y la anatomía humana.
  • Tener interés y habilidades artísticas, para dibujar, y para la fotografía.
  • Poder trabajar en situaciones angustiantes, por ejemplo, puede que tenga que trabajar con cadáveres.
  • Poseer habilidades comunicativas, para aplicarlas en la relación con todo el personal que trabaja en el campo de la medicina.
  • Tener una actitud comprensiva y profesional, ya que puede que tenga que estar en contacto directo con los pacientes.
  • Tener una actitud agradable que ayude a relajar al paciente.
  • Mostrar habilidades para las distintas técnicas y medios artísticos.
  • Saber dibujar con claridad y precisión.
  • Tener conocimiento de softwares gráficos y digitales.
  • Tener una gran capacidad de concentración.
  • Prestar atención al detalle.
  • Tener un buen estado físico, ya que el trabajo puede requerir elevar cargas pesadas.
Si trabaja como ilustrador médico autónomo o freelance, se necesitaran habilidades comerciales y de marketing.
Competencias
  • Aptitud para la fotografía.
  • Aptitudes para dibujar con precisión y claridad.
  • Aptitudes para el diseño asistido por ordenador.
  • Aptitudes para los negocios obtenidos mediante el autoempleo.
  • Buena forma física.
  • Capacidad de arreglárselas con un trabajo y unos ingresos fluctuantes.
  • Capacidad para bregar con situaciones angustiantes.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capaz de emplear colores y formas de forma creativa.
  • Capaz de encajar críticas y rechazo.
  • Capaz de plasmar ideas en diseños en 3D.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de seguir instrucciones.
  • Capaz de trabajar con un presupuesto.
  • Capaz de trabajar con vencimientos.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Capaz de tranquilizar a la gente.
  • Capaz de visualizar objetos y espacios en 3-D.
  • Conocimientos de anatomía humana.
  • Conocimientos de diseño gráfico, informática, fotografía y nuevos medios de comunicación.
  • Conocimientos en software de escaneo.
  • Conocimientos en varios tipos de materiales.
  • Emprendedor.
  • Flexible en la realización de sus tareas.
  • Habilidad para el dibujo.
  • Habilidad para el diseño.
  • Habilidad para el marketing.
  • Habilidad para la negociación.
  • Habilidad para realizar presentaciones.
  • Habilidades artísticas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades en pintura.
  • Interés en biología humana.
  • Interés en ciencia o medicina.
  • Planifica cómo debe llevarse a cabo el trabajo.
  • Realiza imágenes médicas.
  • Realiza investigación.
  • Resuelto.
  • Se asegura de que las necesidades del cliente están cubiertas.
  • Se le ocurren nuevas y creativas ideas.
  • Seguro.
  • Toma decisiones sobre cómo utilizar imágenes, el espacio, el color y el estilo.
  • Trabaja con profesionales de la medicina.
  • Usa variedad de materiales y métodos artísticos.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.