Esteticista

La profesión de Esteticista
  • Descripción

  • Actividades laborales

  • Perfil profesional

  • Competencias

  • Estudios oficiales

  • Descripción

    Las esteticistas llevan a cabo tratamientos de belleza en las personas para mejorar su aspecto, y para ayudarles a sentirse mejor consigo mismas. Estos tratamientos incluyen técnicas de camuflaje cosmético, depilación, tratamientos faciales y masajes.
  • Actividades laborales

    Las esteticistas llevan a cabo todo tipo de tratamientos de belleza, como tratamientos faciales, masajes, depilación, maquillaje y tratamientos oculares. También hacen masajes y se encargan del cuidado de las manos (manicura) y de los pies (pedicura).

    En una primera visita, la esteticista debe averiguar qué tipo de tratamiento desea el cliente y explicarle en qué consiste. Este acercamiento corresponde a lo que se conoce como consulta.

    La esteticista utiliza la información que el cliente le ha proporcionado, así como su conocimiento sobre los diferentes tipos de tratamiento disponibles, para decidir cuál es el más apropiado en cada caso. También se fija en el tipo de piel del cliente para decidir cuáles son los productos más adecuados.

    Tratamientos faciales

    Las esteticistas preparan las cremas y los utensilios necesarios para hacer una limpieza de cutis. Utilizan una amplia gama de productos, tales como limpiadores, tónicos, mascarillas, cremas hidratantes y geles con sustancias activas que actúan sobre la piel. A menudo, también utilizan vapores eléctricos para ayudar a abrir los poros de la piel.
    El equipo eléctrico puede utilizarse para realizar estiramientos faciales sin cirugía. La corriente eléctrica estimula los músculos de la cara y mejora el tono de la piel.

    Masajes

    También hacen masajes faciales y corporales completos o parciales, para estimular la circulación sanguínea y relajar al cliente. Un masaje de cuerpo completo incluye la espalda, las piernas y los pies, el abdomen, los brazos y las manos, y los hombros. La esteticista puede realizar el masaje con las manos o con equipos especiales.

    Algunas esteticistas están capacitadas para aplicar tratamientos especiales, por ejemplo, el tratamiento de la celulitis, es decir, de la piel con aspecto de piel de naranja, o un masaje deportivo, para tratar lesiones deportivas.

    La aromaterapia puede utilizarse también para tratar problemas específicos, tales como dolores de cabeza, mediante combinaciones adaptadas de distintos aceites.

    Depilación

    Para eliminar el vello no deseado, la esteticista utiliza cera caliente o azúcar, o bien un tratamiento con electrólisis.
    El encerado y la adición de sacarosa consisten en aplicar cera o azúcar a la zona que se desea depilar, y en retirarlos más tarde, en general con unas tiras especiales.

    La electrólisis es un método para eliminar el vello de forma permanente: el esteticista inserta una aguja fina en cada folículo piloso (raíz) y aplica una corriente eléctrica de bajo voltaje. Esto destruye la raíz del pelo y, si se realizan varias sesiones, impide que el vello vuelva a aparecer.

    Tratamientos eléctricos

    Las esteticistas pueden especializarse en el uso avanzado de los tratamientos eléctricos, que pueden eliminar arañas venosas (venas pequeñas que se forman debajo de la piel), imperfecciones y manchas de la piel, y lunares.
    Las esteticistas también aplican tratamientos eléctricos, adecuados para cada cliente, para adelgazar y tonificar los músculos, y dan consejos sobre el ejercicio físico

    Cuando trabajan en un salón de belleza, puede que tengan que contestar el teléfono y realizar reservas, así como encargarse de los pagos y de las reservas de las visitas consecutivas, a la vez que deben mantener el salón limpio y ordenado. Por lo general, llevan un uniforme.

    Tienen que crear un ambiente relajado y sin tensiones, por ejemplo, mediante una música de fondo suave o unas velas.

    Las esteticistas no están calificados para realizar las aplicaciones de bótox, colágeno o demás llenados dérmicos que se utilizan para reducir la aparición de arrugas, y para mejorar la textura y la firmeza de la piel.

    En la actualidad, las inyecciones de este tipo las realizan enfermeras con la calificación correspondiente y bajo la supervisión de un médico, ya que son medicamentos prescritos con receta.

    Muchas esteticistas también están preparadas y calificadas para ofrecer otros servicios y terapias, tales como tratamientos holísticos, reflexología, reiki, consejos dietéticos, aromaterapia, bronceado y, en algunos casos, depilación láser.
  • Habilidades y características personales

    Para ser esteticista se necesita tener las características siguientes:
    • Tener resistencia física, a menudo deben permanecer de pie durante varias horas.
    • Disfrutar del trato con el cliente, que puede incluir distintos tipos de personas.
    • Tener buenas habilidades para las relaciones interpersonales.
    • Ser habilidosa a la hora de tomar datos de los clientes y dar consejos.
    • Tener capacidad para conseguir que los clientes no pierdan la confianza frente a los tratamientos largos.
    • Ser extrovertida y amigable para construir una buena relación de base con los clientes.
    • Tener la capacidad para crear un ambiente de trabajo relajado y sin estrés.
    • Mostrar un aspecto limpio y bien arreglado.
    • Tener unas manos suaves y flexibles.
    • Ser detallista y minucioso.
    • Mantener al día sus habilidades y estar al corriente sobre la aparición de nuevos productos y técnicas.
    • Habilidades para los negocios.

  • Competencias

    • Amable.
    • Aplica aceites de aromaterapia mediante masajes.
    • Asesora al cliente sobre productos de belleza.
    • Buen trato por teléfono.
    • Buena forma física.
    • Capaz de crear un ambiente relajado y sin estrés.
    • Capaz de prestar atención al detalle.
    • Capaz de realizar acciones como agacharse o levantar cosas.
    • Capaz de trabajar con las manos de forma habilidosa.
    • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
    • Capaz de tranquilizar a la gente.
    • Con capacidad para tomar nota de detalles de los clientes.
    • Concierta citas.
    • Conocimiento de la piel y el sistema circulatorio del ser humano.
    • Conocimiento de procedimientos y equipos para llevar a cabo tratamientos de belleza.
    • Conocimiento de una gama de terapias y tratamientos complementarios.
    • Conocimientos de anatomía humana.
    • Conocimientos de técnicas y procedimientos para llevar a cabo la depilación.
    • Discreto.
    • Efectúa y responde a llamadas telefónicas.
    • Extrovertido.
    • Habilidades interpersonales.
    • Le gusta el trato con la gente.
    • Lleva a cabo tratamientos mediante masajes.
    • Lleva la agenda de citas.
    • Lleva uniforme.
    • Maneja la caja registradora y cobra de clientes.
    • Mezcla aceites de aromaterapia con geles, arcilla, cremas, lociones y aceites transportadores.
    • Mezcla aceites de aromaterapia para realizar inhalaciones.
    • Muy meticuloso con su higiene personal.
    • Ofrece asesoramiento de belleza a los clientes.
    • Proporciona asesoramiento.
    • Realiza una amplia gama de tratamientos de belleza a sus clientes.
    • Recibe, registra y hace pedidos de stock.
    • Resistente.
    • Respeta unas conductas higiénicas en el trabajo, incluyendo lavarse las manos.
    • Se asegura de que el lugar de trabajo está limpio y aseado.
    • Sigue unos estándares estrictos de higiene, salud y seguridad.
  • Estudios oficiales para ejercer la profesión

    A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados