Buzo

Descripción
Los buzos se dedican a trabajos submarinos de inspección, verificación, reparación, mantenimiento o búsqueda. Algunos buzos se especializan en técnicas especiales como la fotografía o la soldadura. El trabajo puede ser difícil, exigente y a veces peligroso.
Actividades laborales
Los buzos comerciales realizan trabajos submarinos como inspecciones, pruebas, reparaciones, mantenimientos o búsquedas. Esto puede hacerse en lagos, ríos y canales, por ejemplo en labores de apoyo a la piscicultura, o bien en el mar, como por ejemplo para la industria del petróleo o del gas. Algunos buzos se especializan en técnicas determinadas, como la fotografía o la soldadura submarinas.

A veces el trabajo puede ser difícil y peligroso. El tipo de buceo viene determinado por la naturaleza del trabajo. Por ejemplo, los buzos que trabajan para la policía llevan a cabo búsquedas submarinas de pruebas o de personas desaparecidas. Los buzos que trabajan para las compañías de gas o de petróleo llevan a cabo tareas más prácticas, como el mantenimiento de las estructuras bajo el agua.

Los buzos utilizan toda una serie de equipos, como herramientas de mano, herramientas hidráulicas y neumáticas y a veces explosivos.

Generalmente, hay tres diferentes tipos de buceo. El tipo de inmersión depende de la profundidad del agua y del trabajo que se deba realizar.

El buceo de superficie se usa en aguas hasta 50 metros. Los buzos reciben el suministro de aire a través de una manguera desde fuera del agua. Esta técnica se utiliza cuando existe algún peligro.

El submarinismo con botellas de oxígeno se utiliza en profundidades de hasta 40 metros. Los buzos o submarinistas llevan a la espalda botellas de gas respirable, para respirar de ellas.

El buceo en alta mar consiste en trabajar a más de 50 metros de profundidad. Se lo conoce como buceo de saturación y los buzos viven y trabajan en una cámara especial (llamada campana presurizada), que tiene una mezcla de gases para que puedan respirar con normalidad.

Los buzos que trabajan en profundidades marinas extremas pueden tener que pasar unos días en una cámara de descompresión después de una inmersión, para lograr que su cuerpo se adapte de nuevo a la presión atmosférica normal.

Actualmente se usan vehículos teledirigidos desde buques y plataformas para llevar a cabo ciertos trabajos. Estos artilugios permiten que técnicos pilotos especialmente formados (titulados en ingeniería eléctrica, por ejemplo) manejen las máquinas que hacen el trabajo submarino conforme a las instrucciones que se les transmiten. Sin embargo, no todas las tareas se pueden efectuar de esta manera, por lo que los buzos todavía resultan necesarios.
Perfil profesional
Para hacer bien este trabajo, es necesario:
  • Tener destreza manual.
  • Prestar mucha atención a las normas de seguridad.
  • Ser capaz de mantener la calma cuando se está bajo presión.
  • Mantener muy buen estado de forma física.
También es útil tener:
  • Ciertos conocimientos científicos y mecánicos, junto con la capacidad de utilizar una amplia gama de herramientas.
  • Interés por el medio ambiente.
  • Ciertos conocimientos de fotografía.
Hay muchos estados de salud que pueden impedir convertirse en buzo, o que restringen el tipo de buceo que se puede practicar.
Competencias
  • Aptitud para la fotografía.
  • Buena forma física.
  • Capacidad para bregar con situaciones angustiantes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidad para valorar los riesgos.
  • Capaz de lidiar con trabajos que implican desorden.
  • Capaz de mantener la calma bajo presión.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de realizar acciones como agacharse o levantar cosas.
  • Capaz de trabajar en espacios oscuros y limitados.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Capaz de utilizar herramientas.
  • Experiencia en buceo de superficie.
  • Experiencia en buceo en aguas profundas.
  • Experiencia en buceo en apnea.
  • Habilidades prácticas.
  • Habilidades sociales.
  • Potente nadador.
  • Presta una atención especial a la normativa en seguridad y salud.
  • Realiza fotografías o soldaduras submarinas.
  • Realiza tareas de búsqueda, de mantenimiento y de reparación, pruebas e inspecciones submarinas.
  • Seguro.
  • Trabaja bajo condiciones peligrosas.
  • Trabaja junto a otros trabajadores especializados.
  • Trabaja solo.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados