Buscador de imágenes

Descripción
Los buscadores de imágenes se dedican a encontrar y seleccionar fotografías e ilustraciones para utilizarlas en una amplia gama de publicaciones, como libros, revistas, periódicos, CDs y páginas web.
Actividades laborales
Los buscadores de imágenes eligen las ilustraciones o imágenes más adecuadas para su uso en libros, revistas y publicidad. Recogen material de una amplia gama de temas, desde la arqueología y la historia de la medicina, hasta la ingeniería. Para ello, utilizan sus amplios conocimientos de fuentes donde encontrar las imágenes más adecuadas en cada caso.

El proceso comienza cuando el editor o el autor de una publicación pide al buscador que busque una imagen adecuada. Para ayudarse con dicha búsqueda, puede recibir una copia del manuscrito que debe ilustrarse o bien una breve descripción de la maquetación y el diseñado de las páginas. A veces, las peticiones no son claras y el buscador tiene que encontrar información más detallada antes de empezar a buscar una imagen adecuada.

Los buscadores encuentran ilustraciones buscando en catálogos de bibliotecas y museos, directorios de imágenes de agencia y manuales de imágenes. Cada vez más, utilizan internet como parte de su búsqueda.

Los buscadores de imágenes suelen pedir prestada una imagen por teléfono o email, aunque que también pueden visitar la colección en persona. De esta manera, pueden ver una serie de imágenes en detalle antes de tomar una decisión final. Así, también establecen contacto personal con empresas y bibliotecas, lo que les ser de gran ayuda cuando tienen solicitudes urgentes de ilustraciones.

Cuando ha encontrado una ilustración adecuada, lo envía al editor o al autor del manuscrito. El buscador también provee subtítulos (palabras) de las imágenes, así como una lista de fuentes de las imágenes que se incluirán en el libro. El buscador, el editor, el escritor y el diseñador discuten la composición final de las imágenes .

Los buscadores de imágenes deben tener en cuenta el coste una imagen y si el precio está dentro de su presupuesto. Los costes incluyen los honorarios de retención (si una imagen se mantiene más allá del período de préstamo gratuito) y las tasas de derechos de autor.

Los buscadores de imágenes trabajan con plazos de entrega estrictos. Al planificar su trabajo, deben tener en consideración el tiempo necesario para comunicarse con sus fuentes y el tiempo necesario para obtener las imágenes. Mientras que los editores de libros pueden permitirse período de investigación más largo, para recoger el material para los periódicos y revistas suele haber menos tiempo disponible.

Los buscadores de imágenes son responsables de toda la gestión de los préstamos y la reproducción de imágenes. Deben obtener permiso para reproducir las imágenes de su propietario, y asegúrese de que su empresa está asegurada contra daños o robo de las imágenes que puedan tener lugar mientras están en posesión de las ilustraciones. Los buscadores se encargan de la recepción de las imágenes, del pago de las tasas y, por último, de asegurarse de que sean devueltas con seguridad.

Los buscadores de imágenes deben mantener un registro detallado de las peticiones de imágenes, incluyendo el título, autor y fecha de la publicación en la que aparece la imagen. También tienen que saber a quién se dirige la publicación y cuántas copias se imprimirán. Esta información puede hacer que los proveedores estén más dispuestos a prestar sus imágenes y a reducir las tasas que cobran.
Perfil profesional
Para ser buscador de imágenes se necesita:
  • Tener imaginación y conciencia visual.
  • Trabajar con precisión y de forma metódica.
  • Habilidades de comunicación y de organización.
  • Un trato agradable y confiado a la hora de hablar por teléfono.
  • Habilidades de negociación y persistencia, a fin de conseguir las mejores imágenes.
  • Una mente inquisitiva y habilidades de investigación.
Unos conocimientos básicos de informática pueden resultar útiles, sobre todo desde que el internet se utiliza cada vez más para la búsqueda de imágenes. Asimismo, tener conocimientos básicos de un idioma extranjero puede ser una ventaja para la obtención de materiales procedentes del extranjero.
Competencias
  • Analiza información.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Bien organizado.
  • Buen trato por teléfono.
  • Capaz de seguir instrucciones.
  • Capaz de trabajar con un presupuesto.
  • Conocimientos en cuestiones relacionadas con los derechos de autor.
  • Conocimientos en legislación en materia de prensa.
  • Conocimientos en software de escaneo.
  • Establece y mantiene buenas relaciones con clientes y usuarios.
  • Habilidad para la investigación.
  • Habilidad para la negociación.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades informáticas.
  • Habilidades para la administración.
  • Habilidoso.
  • Imaginativo.
  • Lleva registros con precisión.
  • Mente inquisitiva.
  • Metódico.
  • Negocia con proveedores.
  • Persistente.
  • Planifica cómo debe llevarse a cabo el trabajo.
  • Preciso.
  • Rapidez de reflejos.
  • Realiza investigación.
  • Reescala y busca fotos e imágenes.
  • Seguro.
  • Sensibilidad visual.
  • Trabaja bajo presión para cumplir con plazos de entrega justos.
  • Trabaja bien con colegas
  • Trabaja en un medio de comunicación.
  • Trabaja estrechamente con proveedores y clientes.
  • Trata con expedientes y pagos administrativos.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados