Administrativo comercial

Descripción
El administrativo comercial trabaja en los servicios de apoyo a la producción en oficinas de empresas dedicadas al comercio. Entre sus tareas están las de preparar y ayudar en la preparación de planes de producción, verificar las existencias o encargarse de los registros pertinentes.
Actividades laborales
Los administrativos comerciales preparan y ayudan en la preparación de los planes de producción sobre la base de las demandas de los clientes, verifican las existencias, programan las entregas e investigan las causas de los retrasos, así como verifican que los materiales están disponibles cuando se les necesita y llevan a cabo los registros pertinentes.

Sus principales tareas son:
 
  • Tramitar documentos o comunicaciones internas o externas en los circuitos de información de la empresa.
  • Elaborar documentos y comunicaciones a partir de órdenes recibidas, información obtenida y/o necesidades detectadas.
  • Clasificar, registrar y archivar comunicaciones y documentos según las técnicas apropiadas y los parámetros establecidos en la empresa.
  • Gestionar los procesos de tramitación administrativa empresarial en relación a las áreas comercial, financiera, contable y fiscal de la empresa, con una visión integradora de las mismas.
  • Realizar la gestión administrativa de los procesos comerciales, llevando a cabo las tareas de documentación y las actividades de negociación con proveedores y de asesoramiento y relación con clientes.
  • Tramitar y realizar la gestión administrativa en la presentación de documentos en diferentes organismos y administraciones pública en el plazo y formato requerido.
  • Realizar la gestión administrativa de operaciones de importación y exportación e introducción y expedición de mercancías.
  • Realizar las gestiones administrativas que garanticen el tránsito o transporte internacional de las mercancías entre distintos países y modos de transporte y controlar los documentos que se exigen en cada caso, comprobando que se ajustan a la normativa vigente aplicable y las especificaciones recibidas.
  • Comunicarse con fluidez, en español o en un idioma extranjero, tanto de palabra como por escrito, con todos los operadores y organismos que intervienen en operaciones de comercio internacional.
  • Realizar las gestiones administrativas de la actividad comercial registrando la documentación soporte correspondiente a determinadas obligaciones fiscales derivadas.
  • Desempeñar las actividades de atención al cliente/usuario en el ámbito administrativo y comercial asegurando los niveles de calidad establecidos y relacionados con la imagen de la empresa/institución.
  • Comercialización de productos o servicios.
  • Captación, atención y mantenimiento de la cartera de clientes.
El administrativo comercial trabaja mayoritariamente en empresas privadas del sector del comercio, dependiendo del tamaño de la empresa, las tareas a realizar y el grado de responsabilidad puede ser mayor o menor.
Perfil profesional
Para ser administrativo comercial es necesario poseer las siguientes aptitudes y capacidades:
 
  • Habilidades comerciales.
  • Buena comunicación interpersonal.
  • Habilidades comunicativas y de atención al cliente.
  • Capacidad de negociación.
  • Organización y capacidad de gestión y planificación.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Proactividad.
  • Responsabilidad.
  • Iniciativa.
Además de los conocimientos propios en administración y comercio, este profesional debe poseer conocimientos más específicos en documentación administrativa o cartas de crédito.

El dominio de como mínimo el inglés, es imprescindible para el administrativo comercial, además, se valora el conocimiento de otros idiomas como francés, alemán, italiano, árabe o chino.

También son necesarias diferentes competencias informáticas, como el dominio del paquete office, o de aplicaciones informáticas como SAP.
Competencias
  • Amable.
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para las lenguas extranjeras.
  • Capacidad de análisis.
  • Capaz de adaptarse a los cambios.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Conocimientos de contabilidad.
  • Conocimientos de legislación empresarial.
  • Conocimientos empresariales.
  • Conocimientos sobre condiciones contractuales internacionales, moneda extranjera, impuestos y regulación comercial.
  • Eficiente.
  • Establece y mantiene buenas relaciones con los clientes.
  • Flexible.
  • Habilidad para vender.
  • Habilidades informáticas.
  • Habilidades sociales.
  • Proporciona soporte administrativo.
  • Realiza tareas administrativas.
  • Redacta informes.
  • Resuelto.
  • Toma y anota detalles de los clientes.
  • Trabaja con clientes de diferentes tipos.
  • Trabaja con contenido comercial, como informes comerciales y ofertas.
  • Trata con clientes comerciales de otros países.
  • Una mentalidad abierta.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados