Entrevista
PuntuarPésimoMaloNormalMuy BuenoExcelente

El proyecto profesional de una persona siempre estará en construcción

Montserrat Oliveras.
Psicóloga, orientadora y directora de Educaweb
23/04/2013
1. ¿Debemos orientar teniendo en cuenta la vocación o las necesidades del mercado laboral?

Lo que tenemos que hacer es orientar. El concepto es genial: orientar, aconsejar, guiar, acompañar. Implica un gran respeto por el orientado, por la persona, ya sea joven o mayor.

A partir de aquí, orientar es un proceso, y este proceso tiene lugar a lo largo de la vida de una persona que está en una situación personal concreta y vive en un contexto socioeconómico determinado. Un contexto personal y socioeconómico que no es estático, en el que todo se mueve, todo cambia, todo está vivo, todo evoluciona, unas cosas más rápido que otras, algunas cosas por sí solas, otras por el efecto de uno mismo.

El punto de partida será, pues, la escucha. El orientador debe hacer uso de su capacidad de escucha porque el orientado tiene una historia y un futuro, más o menos conscientes, más o menos elaborados y ordenados, pero, en cualquier caso, hay que escuchar con mucha atención aquello que sea capaz de expresar sobre sus necesidades, voluntades y deseos.

Será en función del punto en el que situamos a la persona que podremos trabajar: a partir de su vocación, de sus competencias, de su empleabilidad o de todo. La cuestión es el foco y la intensidad que necesitará cada persona a la hora de trabajar en el diseño o la construcción progresiva de su proyecto profesional.

Poner de relieve el bagaje y el potencial de la persona requiere un trabajo de fondo que no se puede improvisar ni precipitar. Cuando hablamos de orientación en Primaria queremos reforzar la idea de unos hábitos, de una iniciación, del despertar y canalizar un trabajo del autoconocimiento y la toma de decisiones que permita afrontar las transiciones que llegarán con la serenidad y las competencias necesarias.

El proyecto profesional de una persona siempre estará en construcción; mientras viva, nunca será un producto acabado. ¡Esto es un lujo, es extraordinario, pero requiere estar despierto y atento! En este sentido, el orientador debe mostrar una actitud de alerta constante con respecto a la información que tiene, especialmente con la del mercado laboral. Solamente el conocimiento de dicho mercado de trabajo y sus debilidades, exigencias, carencias y necesidades le ayudarán a orientar el esfuerzo que debe hacer el orientado para lograr sus objetivos profesionales.

El esfuerzo por conseguir un lugar satisfactorio en este mercado laboral no será de un momento ni se dirigirá siempre en la misma dirección. Pero se tratará de un esfuerzo continuo para poder tener siempre preparada una mochila de conocimientos, competencias, actitudes e información suficientes para anticipar y reaccionar a las demandas de este mercado, siempre en consonancia con las líneas definidas en su proyecto profesional.

Comentar

Nombre
Correo (No se mostrará)
CAPTCHA
Change the CAPTCHA code
Escribe los carácteres
Título
Comentario Límite 500 carácteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
PUBLICIDAD