Artículo de opinión
PuntuarPésimoMaloNormalMuy BuenoExcelente

Mobile learning, ¿el futuro de la formación online?

Laia Mestres i Salud.
Redacción de Educaweb
12/11/2012
La formación online está en constante evolución. En otras ocasiones, hemos hablado de la importancia de esta metodología en auge, de su uso cada vez más masivo y de las ventajas y desventajas del aprendizaje a través de e-learning.

En este monográfico sobre formación online de 2012 hemos querido recopilar las opiniones de los expertos sobre las nuevas tendencias, especialmente aquellas referidas al Mobile Learning, que facilita la interacción a través de móviles inteligentes, tabletas y otros dispositivos similares. ¿De qué forma afectan todos estos recursos a las metodologías docentes? ¿Estamos hablando del futuro del e-learning?

Mobile Learning (m-learning)

Hoy en día, nos encontramos en medio de un boom de los dispositivos móviles de última generación. Según datos de la consultora Gartner, la venta de teléfonos inteligentes creció un 46,9% y ya representan el 39,6% del total del mercado móvil. En este sentido, el sociólogo Manuel Castells, autor del libro "Comunicación móvil y sociedad. Una perspectiva global", destaca que "en 2014 el móvil será el dispositivo mayoritario de acceso a Internet" y reconoce que "de la sociedad red estamos pasando a la sociedad red móvil".

La irrupción de estos móviles, junto con las tabletas, supone un gran cambio en el modo en que las personas interactúan con sus teléfonos y en la forma en que se relacionan con su entorno, pues facilitan el acceso a las redes sociales, información, etc. desde cualquier lugar y momento. Esta transformación no sólo afecta a los hábitos de consumo y ocio, sino también a la formación académica.

En este contexto, muchas universidades y centros de formación están iniciando la metodología del Mobile Learning a sus planes de estudios. Pero, ¿en qué consiste el m-learning? Según el Mobile Education Landscape Report de GSMA, "la educación móvil tiene lugar cuando un estudiante usa un dispositivo móvil, como un teléfono inteligente, un netbook o una tableta para acceder a los contenidos o para interactuar con otros estudiantes o con profesores. El incremento de teléfonos inteligentes, tabletas, teléfonos móviles y otros dispositivos móviles indica que empiezan a ser una plataforma de aprendizaje adecuada para una parte significativa del mercado de la enseñanza".

Para Tíscar Lara, directora de comunicación de la Escuela de Organización Industrial (EOI), el Mobile Learning es la metodología más innovadora que aglutina en cierta forma el resto de propuestas educativas que hacen uso de las últimas tecnologías de la información y la comunicación.

Podríamos decir que el Mobile Learning va un paso más allá que la web 2.0., pues, además de fomentar la cultura participativa de los usuarios a través de redes sociales, blogs, etc. facilita la accesibilidad en cualquier lugar y propicia que la formación online se pueda adaptar a las necesidades de cada usuario.

Las ventajas del Mobile Learning ya son conocidas (flexibilidad en el aprendizaje, disponibilidad las 24h, material de apoyo disponible en Internet, navegación sencilla y adaptada por el propio usuario, mayor autonomía…). Según el informe Mobile learning & commuting: contextual interview and design of mobile scenarios, de Eva Patricia Gil y Pablo Rebaque, miembros del equipo de Tecnología Educativa de la UOC, "el potencial de la m-learning en un contexto móvil es evidente: los estudiantes pueden planificar sus estudios teniendo en cuenta todos los momentos y lugares donde ellos pueden estudiar. Uno de estos momentos y lugares es durante los desplazamientos".

Pero todas estas ventajas pueden aplicarse las metodologías de e-learning actuales. Entonces, ¿Por qué los centros deben tener en cuenta el uso de los móviles a la hora de diseñar sus proyectos educativos? La respuesta es fácil: hoy en día, el alumnado es usuario avanzado de los smartphones, los utiliza en su vida personal y profesional, los lleva siempre consigo… por eso, es lógico que los centros y las universidades busquen la forma de "hablar el mismo idioma" que sus estudiantes, y para lograrlo, necesitan el m-learning.

¿Cómo incorporar la tecnología móvil a la formación?

Como hemos explicado en anteriores ocasiones, la tecnología debe estar al servicio del aprendizaje y no al revés. La mejor opción en el momento de diseñar un curso es utilizar el canal que mejor se adapte a las características del curso, a los recursos del centro, a los contenidos y al perfil del alumnado (e-learning, blended learning, m-learning…).

Teniendo claro este punto, podemos analizar en qué entorno se puede implantar el m-learning actualmente. Óscar Martínez-Rivera, profesor de la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés de la Universitat Ramon LLull, muestra dos aspectos fundamentales en el marco universitario: la gestión académica y las posibilidades en cuanto a la docencia.

En referencia al primer punto, el autor destaca la accesibilidad y la facilidad para la comunicación entre la universidad y el estudiante. En cuanto a las metodologías, hay que tener en cuenta los dispositivos móviles como elementos que posibilitan algunas metodologías concretas de educación con el soporte de la red, utilizando la cámara del móvil, las aplicaciones que se pueden descargar gratuitamente, el bluetooth…

Por su parte, Óscar Sánchez, responsable de Elearning de Sanromán Consultoría y Formación, afirma que dentro de estos dispositivos los usuarios pueden realizar el mismo aprendizaje que el que se realiza actualmente vía Web o incluso con más elementos. De hecho, Juan José de Haro, en su blog sobre calidad e innovación educativa destaca que "El m-learning no es más que la evolución y desarrollo natural de las tecnologías de la información y comunicación, pero de ningún modo algo distinto."

Así pues, la conclusión es sencilla. Desde el punto de vista de la institución, es necesario buscar la forma de adaptar la gestión y administración para el uso de los dispositivos móviles, así como, facilitar la tecnología y el diseño para desarrollar los cursos. Desde el punto de vista del docente, la estrategia a seguir para aquellos que quieren utilizar activamente el m-learning es abrir la mente a nuevas metodologías, buscar aplicativos que puedan adaptarse al contenido y desarrollo de la formación y tener en cuenta que la tecnología está al servicio del curso, no al revés.

Bibliografía:

Castells, M.; Fernández Ardèvol, M.; Linchuan Qiu, J.; Sey, A. (2007). Comunicación móvil y sociedad, una perspectiva global. Editorial: Ariel – Fundación Telefónica

Gil Rodríguez, E.P.; Rebaque, P. (2010) Mobile learning & commuting: contextual interview and design of mobile scenarios. HCI in Work and Learning, Life and Leisure - 6th Symposium of the Workgroup Human-Computer Interaction and Usability Engineering, USAB 2010, vol. 6389,2010

Mobile Education Landscape Report. (2012) GSMA. http://www.gsma.com/connectedliving/gsma-mobile-education-landscape-report/
Categorías

Comentar

Nombre
Correo (No se mostrará)
CAPTCHA
Change the CAPTCHA code
Escribe los carácteres
Título
Comentario Límite 500 carácteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Cursos Relacionados
PUBLICIDAD