Artículo de opinión
PuntuarPésimoMaloNormalMuy BuenoExcelente

Familias y escuela, un tándem inseparable

Olga Valls.
Orientadora profesional de Educaweb
27/02/2012
A pesar de que se recrimina a las familias el hecho de delegar en la escuela atribuciones que le son propias o compartidas y viceversa, desde Educaweb percibimos un gran interés, tanto de unas como de otras, por definir cuál es el papel que han de jugar en esta partida.

Aunque no se puede generalizar, a través de nuestros servicios presenciales de orientación podemos observar como los padres acompañan a sus hijos en este proceso de descubrimiento personal o como en los talleres de formación para padres, que llevamos a cabo en diferentes municipios gracias a las AMPAS, las madres y padres quieren saber cómo ayudar a sus hijos a construirse un futuro. Por otra parte, también las escuelas hacen su esfuerzo y eso lo vemos a través de las actividades que realizamos en sus clases, tales como talleres de orientación, aulas-móviles, charlas sobre el sistema educativo, etc., en las que el equipo directivo y docente nos presta toda su ayuda para que el ejercicio sea lo más provechoso posible.

En primer lugar, la familia es el agente educador más importante que tiene un joven. Y aunque, ciertamente, en ocasiones los padres no tienen suficiente información sobre los estudios existentes, son ellos quienes pueden acompañar a sus hijos en la toma de decisiones. Es en ellos en los que su hijo se apoya para ir construyendo su identidad, ir definiendo sus valores, su personalidad, intereses y habilidades…. Elementos, todos ellos clave a la hora de definir un proyecto personal y profesional de vida.

Sin duda, los padres son actores privilegiados para acompañar a su hijo en el proceso de elección. Tanto en la búsqueda de información como en la introspección para conseguir una foto real del perfil personal, ya que pueden aportar una perspectiva que complemente la propia que ya tiene su hijo.

Asimismo, el papel educativo de las familias no se limita a la etapa específica de las primeras transiciones, sino que es esencial ya en la más tierna infancia. Aunque hay otros muchos factores externos que influyen, son los padres los que les inculcarán a sus hijos la pasión por aprender, la curiosidad por descubrir, la capacidad para poder desenvolverse en la vida con solvencia y sin miedo alguno al fracaso. Es elemental que los progenitores fomenten la autonomía, tanto en la búsqueda de información como en la toma de decisiones; que respeten las decisiones tomadas por sus hijos, con el riesgo que supone que se equivoquen, que relativicen el fracaso en la elección, y que los animen a seguir buscando su camino. Las familias deben apoyar este aprendizaje, sin complejos, fomentando su práctica y siempre aconsejando, pero no imponiendo ni entrometiéndose, ya que, al fin y al cabo, dicho proceso vital es solo del hijo o la hija, es su momento, le corresponde a él o a ella decidir, equivocarse, aprender y corregir. Todos debemos experimentarlo, de este modo crecemos como personas.

Las familias son la piedra angular del crecimiento de un joven, pero también lo es la escuela. Y es responsabilidad de ambas ayudar y guiar al joven a labrarse un futuro. Ello se consigue desde la escuela haciendo partícipe a los padres del apasionante mundo de la educación, y desde la perspectiva de las familias, estando abiertos a cualquier sugerencia o actividad propuestas por los profesionales de la docencia. Es muy importante que tanto la familia como la escuela vayan de la mano, especialmente en el proceso de orientación, porque es en este proceso de elección cuando los jóvenes más necesitan sentirse acompañados.

Nadie ha dicho que sea una tarea sencilla. Seamos sinceros, no lo es, pero sí que es un trabajo gratificante y son muchas las sorpresas agradables con las que nos podemos encontrar en el trayecto. No olvidemos pues que en la educación de nuestros hijos tanto la familia como la escuela deben hacer un esfuerzo y trabajar juntos por el bien común de nuestra sociedad.
Categorías

Comentarios

1 Comentario
1
Familias y escuelas, un tándem inseparable
Ricardo E. Franco Araiza.
Hace 2 años y 1 mes
Creo que es importante que los padres de familia y naestros se auxilien de un gran libro de Samael Aun Weor, cuyo título es "EDUCACION FUNDAMENTAL". En el podrán tener una guía para ayudar a los estudiantes, encontrar su qué hacer en esta oportunidad de vida, con gusto y determiminación. Será muy gratificante saber que los hijos sepan a que y para que vinieron a este mundo. Solamente logrando encontrar su verdadera VOCACION podrán ser realmente felices y entonces podrán lograr un mundo mejor.

Comentar

Nombre
Correo (No se mostrará)
CAPTCHA
Change the CAPTCHA code
Escribe los carácteres
Título
Comentario Límite 500 carácteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
PUBLICIDAD