Entrevista
PuntuarPésimoMaloNormalMuy BuenoExcelente

Factores como la inflexibilidad y rigidez de la escuela, la excesiva importancia a las evaluaciones orientadas al producto, el sistema social competitivo, etc. favorecen el bajo rendimiento de los niños con altas capacidades

Entrevista a Milagros Valera.Coordinadora del grupo de trabajo de Superdotación y Altas Capacidades del Col·legi de Pedagogs de Catalunya
07/07/2008
¿Qué acciones se pueden llevar a cabo para fomentar la integración escolar y el aprendizaje significativo de un niño superdotado?

Existen varias acciones a realizar, la primera y de gran importancia es saber detectar a estos niños dentro del aula. Otra acción importante consiste en, posteriormente a la realización de una buena identificación y diagnóstico, llevar a cabo una intervención adecuada a las altas capacidades intelectuales, emocionales y sociales que muestra el niño/a. En cuanto a la segunda parte de la pregunta, sobre como fomentar el aprendizaje significativo de estos niños, no son necesarias medidas específicas, ya que es algo que ellos realizan sin ningún tipo de esfuerzo y de forma natural. Precisamente los niños/as superdotados utilizan siempre un tipo aprendizaje significativo, que les lleva a un desarrollo metacognitivo muy importante.

¿Es positivo agrupar a los niños con altas capacidades en aulas o escuelas especiales o por el contrario favorece la segregación?

¿Por qué no nos preguntamos si debemos agrupar a los niños con hiperactividad o con algún tipo de dificultad física o a niños con síndrome de down, etc. en escuelas o aulas especiales? Estas cuestiones no se plantean, puesto que creemos en la escuela inclusiva. Lo mismo sucede con los niños y niñas de altas capacidades, no es necesario agrupar a estos niños, sino que lo que se debe hacer es darles una respuesta educativa adecuada dentro de la escuela, con los mismos compañeros y amigos de siempre, con todo tipo de personalidades, conductas, y modos de aprendizaje, ya que estos niños se desarrollan y viven dentro de su entorno, en la sociedad en la cual tendrán que relacionarse con todas las personas, sean o no de altas capacidades. Por tanto, tenemos que entender desde un principio que las personas son diferentes y que, precisamente, en esta diferencia radica la riqueza de una sociedad.

¿Qué avances ha supuesto la aprobación de la ley orgánica de Educación (LOE) en la atención y formación del alumnado con altas capacidades?

Antes de la LOE, nuestra legislación ya recogía que en la educación especial, se incluyesen a los niños con altas capacidades, pero estaba contemplado de una forma demasiado ambigua. Juntamente la poca formación que reciben todos los profesionales de la educación (maestros, psicopedagogos, psicólogos y pedagogos), ha llevado a que no se detecten y por tanto no se identifiquen, diagnostiquen y mucho menos se intervenga en la escuela.

Un sistema educativo que se precie ha de proporcionar respuestas a las diferentes características, necesidades y singularidades de todos los alumnos que hay en el aula ya que es a esto a lo que nos referimos cuando se habla de escuela inclusiva. Dentro de este marco, la identificación de los niños y niñas con altas capacidades es fundamental para establecer pautas educativas desde los primeros años. Vemos pues, la importancia de identificar lo antes posible a los niños/as con altas capacidades y realizar una buena y cuidada intervención escolar, ofreciéndoles, programas, metodologías diferentes y estímulos sistemáticos que potencien su desarrollo, ni más ni menos, que lo que se pretende para el resto de nuestros escolares.

En estos momentos existe una gran sensibilización por parte del Departament d'Educació, para que esta indefinición y poca actuación se corrija, muestra de ello es la creación de un grupo de trabajo (del cual formo parte) en el que técnicos con experiencia en el tratamiento de las altas capacidades, elaboran un proyecto educativo para poner en práctica una actuación educativa adecuada de las altas capacidades, al mismo tiempo que sirva para dar respuestas educativas de calidad a la pluralidad de alumnos que tienen nuestras aulas.

La LOE determina que la responsabilidad de las adaptaciones curriculares específicas para alumnado superdotado recaerá en los centros, mientras que las administraciones educativas deberán aportar los recursos necesarios. ¿Considera que los centros están preparados para asumir esta responsabilidad?

En estos momentos no se puede decir que nuestro sistema educativo esté preparado para llevar a cabo la atención educativa que necesitan estos niños y niñas, primero porque los profesionales de la educación no reciben una formación adecuada ni se aportan los recursos necesarios y luego porque los equipos directivos escolares, además de tener la misma falta de formación que los docentes, tampoco están suficientemente concienciados para llevar a cabo un proyecto educativo en este ámbito, un proyecto en el que prime un compromiso de escuela para tratar las altas capacidades como se ha llevado a acabo, en el ámbito de las necesidades educativas específicas y en la atención a los niños y niñas con discapacidades.

¿Y en el caso de la universidad? ¿Qué ocurre con la formación superior de los superdotados?

En este caso nos encontramos en una situación si cabe peor, ya que la mayoría de alumnos de altas capacidades no han sido detectados durante la educación primaria y secundaria, y puede ser que nos encontremos delante de niños con altas capacidades con bajo rendimiento escolar.

Factores como la inflexibilidad y rigidez de la escuela, la excesiva importancia a las evaluaciones orientadas al producto, el sistema social muy competitivo, dificultades en las relaciones personales, un currículum poco adecuado para estos alumnos, tareas excesivamente repetitivas y poco motivadoras, favorecen el bajo rendimiento de los niños con altas capacidades.

Estos niños/as, también tienen necesidades especiales derivadas de sus aptitudes específicas que en general han sido pasadas por alto, no por negligencia, sino casi siempre por falta de conciencia o por incomprensión de la naturaleza de estas aptitudes.

Todo esto lleva a que finalmente se conviertan en adolescentes y adultos desmotivados y poco brillantes debido a la falta de atención que han tenido durante toda su educación no universitaria y, o bien dejan los estudios antes de llegar a la universidad, o en el mejor de los casos son alumnos universitarios que se dedican a estudiar lo mínimo y por tanto no desarrollan tampoco sus excepcionales condiciones, dejando su motivación y creatividad para actividades que ellos eligen y que no tienen nada que ver con los estudios universitarios.

¿A quién debe dirigirse el centro educativo si tiene dudas sobre cómo realizar un diagnóstico o las adaptaciones curriculares?

En principio, el centro educativo debe de estar asesorado por el profesorado de educación especial y por los equipos de asesoramiento psicopedagógico (EAPS), pero como ya hemos ido comentando, uno de los principales problemas es la poca formación existente en estos momentos por lo que muchas veces no pueden ser correctamente atendidas las demandas de los profesores, generando con ello ansiedad, miedo a intervenir y reticencias con respecto a los alumnos de altas capacidades que puedan tener en sus aulas. Precisamente estas y otras causas son las que han llevado al Departament d'Educació a desarrollar el proyecto que en estos momentos se está elaborando.

Su grupo de trabajo ha elaborado una guía para la detección e intervención educativa en alumnado con altas capacidades intelectuales. ¿Cuál es la finalidad de esta guía? ¿Existen materiales similares para las familias?

El grupo de trabajo para el tratamiento de las altas capacidades, (GTSAC) fue creado a partir de la sensibilización y del trabajo en este campo, de un grupo de pedagogos, psicólogos, profesores y padres de niños con altas capacidades, con el soporte tanto del Colegio de Pedagogos de Catalunya (COPEC) como del Colegio de psicólogos de Catalunya (COPC). Los objetivos fundamentales del Gtsac han sido y son por un lado la formación y divulgación a la sociedad sobre quien son, como son y cuales son las necesidades intelectuales, emocionales, y sociales de los niños con altas capacidades intelectuales y por otro el trabajo de desarrollo y estudio que desarrollan los miembros del grupo para su propia formación.

Dentro de los objetivos de formación y divulgación, el grupo de trabajo decidió hace un par de años que se debía de dar respuesta a demandas que venían de la escuela, sobre como detectar, identificar, diagnosticar e intervenir en el campo de las altas capacidades, por ello se decidió elaborar la guía para dar herramientas y estrategias a los profesionales para ayudarles a detectar y atender a los niños y niñas con altas capacidades intelectuales y para que pudieran adquirir un conocimiento y una mejor comprensión de sus necesidades educativas y sociales.

En cuanto a si hemos desarrollado algún tipo de material parecido para los padres de estos niños y niños, la respuesta es que en estos momentos no hay ningún material desarrollado, pero que, desde el Departament d'Educació y dentro del proyecto que se está desarrollando, se contempla el crear una escuela de padres de niños de altas capacidades intelectuales, para dar respuesta a todas las necesidades que vengan del colectivo de padres.
Categorías

Comentar

Nombre
Correo (No se mostrará)
CAPTCHA
Change the CAPTCHA code
Escribe los carácteres
Título
Comentario Límite 500 carácteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
PUBLICIDAD