Orientación Laboral

Oposiciones - Claves para escoger una oposición

Claves para escoger una oposición

Todo lo que debes saber para escoger bien tu oposición
Claves para escoger una oposición
  • Si quieres trabajar en la administración pública, primero de todo, tienes que decidir de qué quieres trabajar, y después, superar la oposición correspondiente.

    Existen varias oposiciones que te permitirán alcanzar este objetivo, a continuación encontrarás un decálogo que te ayudará a escoger la mejor oposición para ti.
     

    10 CLAVES PARA ESCOGER UNA OPOSICIÓN

    1. Analiza tu perfil

    Una oposición es más que un examen, es tu futura profesión. Para poder escoger bien la oposición a la que te presentas, primero de todo tienes analizar tu potencial para encontrar la profesión que va contigo.

    Las oposiciones tienen que servirte para conseguir un empleo que te guste y para el que estés preparado, no para conseguir un sueldo fijo.

    2. Busca una oposición acorde con tu preparación académica

    Intenta no caer en el error de buscar una oposición de categoría inferior a la tuya pensando que así será más fácil. Piensa que a menos titulación, más competencia.

    Otro aspecto destacable son las tareas que realizarás como profesional, si te presentas a unas oposiciones de categoría inferior, las tareas también lo serán. Si quieres desarrollar tu carrera profesional, escoge acorde a tu titulación.

    3. Escoge con convicción

    Existen muchas oposiciones a las que puedes presentarte. En el momento de escoger la tuya, infórmate bien del tipo de trabajo que vas a desarrollar y sus características. Es importante que oposites para una profesión que puedas desarrollar y que te guste.

    Si decides presentarte a un proceso de oposiciones no lo hagas porqué toca o te han dicho que es lo mejor, hazlo porqué de verdad quieres obtener esta plaza. Si lo haces con decisión tu motivación también será mayor.

    4. Conoce bien el tipo de oposición a la que te presentas y el proceso selectivo

    Estar informado del tipo de proceso selectivo, como también, de todos los requisitos específicos para presentarse a la oposición es clave. Primero de todo, tienes que valorar si cumples o no con los requisitos, en caso negativo, tienes que analizar si los requisitos que te faltan son alcanzables o no y el tiempo que tardarás en conseguirlos.

    Respeto al proceso selectivo, tienes que prepararte bien, y para poder hacerlo, necesitas valorar si dispones de las herramientas y del tiempo necesario. Antes de empezar con la aventura de unas oposiciones, confirma que tienes opciones de superar todo el proceso.

    5. Datos de la oposición: ratio de plazas/aspirante, destinos y retribución

    La ratio de plazas por aspirante es un buen indicador sobre las posibilidades reales que tienes de aprobar. Siempre que la oposición se adecue a tu perfil, es aconsejable optar por oposiciones con una razonable relación entre el número de plazas y el número de aspirantes.

    El destino en el que se trabajará es otro aspecto importante, tienes que conocer si puede que tengas que cambiar de domicilio o realizar muchos kilómetros al día si consigues la plaza. Otro aspecto a valorar es si la retribución salarial se corresponde con tus expectativas.

    6. Consulta el histórico y las oposiciones similares

    Conoce las características de la oposición como: periodicidad de la convocatoria, número de plazas, aspirantes que optan a esta convocatoria, etc. Estos datos te servirán para conocer mejor el tipo de oposición y como indicadores para decidir si es la mejor oposición para ti.

    Además, es importante que te informes de si existen oposiciones similares (la misma profesión pero en otra administración). De esta forma, tu preparación te puede servir para optar a otras plazas.

    7. Situación personal

    Una oposición tiene que ser compatible con las circunstancias personales. No es lo mismo poder estudiar a tiempo completo que tener que compaginar el estudio con otras responsabilidades (trabajo, familia, estudios, etc.). Si el nivel de dedicación y la dificultad del temario es mucho mayor que el tiempo real que le puedes dedicar, esta oposición no es para ti.

    Analiza bien tu tiempo y el de dedicación que tendrías que realizar para superar con éxito la oposición antes de frustrar tu intento y enfadarte con todos.

    8. No te dejes engañar por grandes convocatorias

    Que haya muchas plazas no significa que tengas mayores posibilidades de acceder, en muchos casos ocurre lo contrario, el número de aspirantes es tan elevado que resulta muy difícil conseguir la plaza.

    Si decides opositar en una grande convocatoria, que sea porqué tu perfil encaja.

    9. No tires la toalla antes de tiempo

    No te dejes asustar por temarios exigentes o procesos que puedan parecer complicados.

    A mayor exigencia, menor competencia. Así que si tu perfil encaja con el que se convoca, solo tienes que organizarte bien y contar con la ayuda de otros profesionales que te ayuden a preparar bien las oposiciones. Con una buena preparación, hay posibilidades de aprobar.

    10. Proyección profesional

    Algunas oposiciones ofrecen la posibilidad de realizar, posteriormente, otra oposición que permite la proyección profesional.

    Si te gustaría promocionar en tu carrera profesional, este es uno de los aspectos a tener en cuenta.

    Si escoges bien una oposición, es más fácil que puedas conseguir la plaza. Aun así, tienes que tener en cuenta que esto no siempre pasa a la primera, así que no te rindas y prepara bien todo el proceso, esto te ayudará a conseguir la plaza deseada.
Cursos relacionados

Encuentra todos los cursos de preparación de Oposiciones