Las nuevas profesiones

Nuevas profesiones

Descripción de las nuevas profesiones y sectores emergentes.

Una ocupación es lo que una persona hace en un momento determinado, la forma que tiene de ocupar el tiempo laboral. Es frecuente que las personas cambien de ocupación. En cambio, no es tan frecuente que cambien de profesión. La profesión se caracteriza por los conocimientos técnicos adquiridos a través de formación y a veces acreditada por una certificación. La profesión remite a unos conocimientos teóricos. La finalidad de cualquier profesión es conseguir una ocupación, un lugar de trabajo, que permita ejercitarla. Pero puede pasar, perfectamente, que un profesional esté en el paro, es decir que no tenga ocupación.

Por lo tanto, las nuevas ocupaciones están siendo resueltas por profesionales de distinto signo, de distinta formación, de distinta categoría. Profesionales que compiten entre si por un puesto de trabajo, cada uno con sus puntos fuertes y deficiencias, para cubrir una nueva área de actividad que irá tomando forma progresivamente.

Las nuevas profesiones aparecerán cuando se consoliden estas nuevas actividades ocupacionales de manera que, de una forma estable, permitan configurar un perfil profesional formado específicamente para esas tareas laborales.

Por eso, antes de seguir, vale la pena tomar nota de la distinción sociológica y terminológica de las profesiones según si son tradicionales, emergentes o nuevas, siguiendo al italiano Nicola Cacace, uno de los expertos más reconocidos en el análisis de las profesiones

Las profesiones tradicionales son profesiones presentes en el mercado desde antiguo, cuya demanda de empleo, por distintas causas, está estancada o en retroceso.

En este grupo predominan las profesiones de baja cualificación. Algunos ejemplos son el agricultor tradicional, el tornero o el portero de fincas urbanas.

Las profesiones emergentes son profesiones conocidas que están presentes en el mercado desde hace tiempo pero cuya demanda por parte de los contratantes crece todavía a un ritmo superior a la media. Ello sucede porque las profesiones en cuestión han sabido innovar continuamente sus respectivos contenidos, a fin de responder a los cambios y a las necesidades de la sociedad. En este grupo están presentes todos los niveles formativos.

Algunos ejemplos de profesiones emergentes son enfermería, ingeniero, geriatra, programador de ordenadores o taxista.

Las nuevas profesiones son aquellas profesiones que aún no existen en número significativo en el país y en un periodo concreto, pero cuya demanda crece a unos porcentajes muy elevados. Generalmente se trata de profesiones de cualificación media-alta, con un nivel de titulado superior o medio, pero puede haber excepciones importantes, de más bajo nivel.

En realidad, debido al ritmo vertiginoso de cambios en el mercado de trabajo, se hace muy difícil ordenar las nuevas profesiones de una forma clara y completa.

La clasificación que se propone se basa en el libro "Nuevas profesiones y empleo en el cambio de siglo" de Nicolas Cacace, pero ha sido adaptada al caso español y al año 2000.

Se estructura en 9 grandes grupos de nuevas profesiones que, según sus estimaciones para el año 2005 van a generar en Europa 7.300.000, cifra importante, pero que aún solo representaría el 5,2% del total del empleo continental.
 
Sector
1. Enseñanza y comunicación
2. Bienes culturales, espectáculos, arte, publicidad
3. Turismo y tiempo libre
4. Salud y servicios sociales
5. Medio ambiente
6. Agricultura biológica
7. Sector financiero y comercio
8. Profesionales liberales y expertos
9. Técnicos y operadores en informática y telemática
PUBLICIDAD