Cursos relacionados

Profesiones de la agricultura biológica, la zootécnia y la pesca

Guía de nuevas profesiones

Los sectores de actividad que están generando mayor número de profesiones son los servicios y la industria. No obstante, la agricultura, la ganadería, la pesca y la silvicultura, también participan de la revolución tecnológica y ocupacional.
Nuevas profesiones se están desarrollando alrededor de actividades que existen desde que el ser humano se puede considerar como tal, pero que se han reformulado completamente para convivir con las exigencias del siglo XXI.

Para luchar, prevenir, producir, divulgar y recuperar suelos, productos naturales y especies con una visión empresarial y, a su vez sostenible, del entorno de donde nos surge el alimento de cada día. Tecnólogos, expertos, ingenieros, biólogos son su perfil. Pero también los campesinos, ganaderas, pescadores y forestales de toda la vida que hayan sabido reciclar su actividad tradicional utilizando las técnicas de la informática y la genética, junto con criterios de producción industrial.
 
Agricultura biológica, la zootécnica y la pesca Empleo
en el 2005
Criador de insectos para lucha dirigida 1.000
Experto en lucha dirigida (autocidio, barreras contra los topos, eliminador de insectos, etc.) 1.000
Técnico de lucha dirigida o integrada (utiliza total o parcialmente insectos y productos naturales en lugar de productos químicos perjudiciales) 5.000
Técnico y experto en lluvia artificial 100
Divulgador agrobiológico (perito agrobiológico) 3.000
Ingeniero superior agrónomo o biológico 1.500
Técnico y experto en recuperación de suelos agrícolas empobrecidos 1.100
Técnico de micropropagación (produce plantas a partir de brotes) 1.000
Criador de plantas, seleccionador de nuevas especies vegetales 1.500
Experto en informática aplicada a la agricultura intensiva (invernaderos, viveros, etc.) 3.000
Experto en bonsáis 1.500
Herbolario (produce y recoge plantas medicinales y hierbas especiales) 5.000
Tecnólogo bioalimentario (nuevos métodos de conservación, etc.) 2.000
Experto en acuicultura marina (titulado superior) 200
Técnico en acuicultura marina (titulado medio) 1.000
Operador de acuicultura marina 3.000
Experto forestal con fines de producción y conservación 1.500
Experto en proyecto y construcción de instalaciones deportivas y de seguridad en alta montaña (pistas, barreras, antialudes, etc.) 500
Genetista zootécnico (bioveterinario) 200
Total estimado 1-19

Total para el grupo de profesiones
33.100

50.000
Los sectores de actividad que están generando mayor número de nuevas profesiones son los servicios y la industria. No obstante, la agricultura, la ganadería, la pesca y la silvicultura, también participan de la revolución tecnológica y ocupacional.
Las nuevas profesiones agrícolas, ganaderas, pesqueras y forestales


A caballo entre la industria alimentaria, la ganadería y la actividad pesquera tradicional surgen profesiones como, por ejemplo, los acuicultores y los agrónicos.

Los acuicultores son los responsables de granjas marinas. Esta profesión, requiere una buena base de conocimientos biológicos, combinado con la adquisición de las técnicas de cultivo marino y de gestión de los recursos piscícolas. Las piscifactorías son sus centros de trabajo y, en cierta manera, no sólo se convierten en parques protegidos que garantizan el mantenimiento de la biodiversidad, sino que también se están convirtiendo en centros de investigación genética que probablemente van a revolucionar el sector de la alimentación.

En esta misma línea encontramos a los agrónicos, es decir, los agricultores que están aplicando la informática para mejorar la productividad y la calidad de sus cultivos. Desde la formación profesional o de la ingeniería agrícola o informática, los agrónicos gestionan sus plantaciones y cultivos con programas informáticos y equipos automatizados que, por ejemplo, son capaces de sulfatar las plantas, lo que evita una de las tareas más ingratas e insalubres de la agricultura tradicional. Desde casa y, por lo tanto, teletrabajando, el agrónico gestiona sus cultivos, se informa de las condiciones atmosféricas y de la evolución de los mercados agrícolas, y puede evaluar la rentabilidad de su producción y la calidad de los frutos que genera. Aunque parezca un contrasentido la informática y la biogenética pueden ayudar al nuevo agricultor a trabajar con métodos más naturales, siguiendo los criterios de la agricultura ecológica y, incluso, tener tiempo para combina su trabajo con la gestión de un centro de turismo rural o un centro de educación ambiental que le permita completar sus ingresos familiares.

Más información sobre estudios relacionados con estas profesiones:
Medio ambiente, zoología y veterinaria , Agricultura, jardinería y mineralogía

 

PUBLICIDAD