Orientación Académica

Técnicas de estudio - ¿Qué necesitas para empezar a estudiar?

¿Qué necesitas para empezar a estudiar?

Conoce qué factores físicos influyen en la concentración: alimentación, descanso, postura,...
¿Qué necesitas para empezar a estudiar?
  • El estudio requiere una constancia, por lo que debes mantener un ritmo de trabajo durante mucho tiempo. Es cierto, también, que el ritmo de trabajo lo conseguirás utilizando las técnicas de estudio. Se trata, pues, de que organices tu tiempo y te hagas un horario que sea realista, adaptable y personal. Es importante, pues, que el horario que prepares se ajuste a tus circunstancias personales y que pueda adaptarse a posibles cambios que no tenías previstos. Pero no olvides que tu plan de estudios tiene que ser individual y ajustarse a tu ritmo de trabajo y de estudio.

    Por otro lado, existen factores que pueden ayudar en tu concentración y es importante que los tengas en consideración para poder realizar una sesión de estudio provechosa, estos son:

    • Realiza una buena alimentación: algunos alimentos pueden ayudarte en tu concentración, otros te provocarán sueño y otros te harán estar más despierto. Durante el estudio es importante que te alimentes correctamente para así favorecer tu bienestar.
       
    • Controla tu postura: muchas horas sentado en una misma silla puede provocarte dolores o que cojas malas posturas. Si no te sientes bien, tampoco podrás estudiar bien. Cuida tu postura y levántate cada hora para ayudar a tu cuerpo a sentirse mejor.
       
    • Controla tu actividad física y el descanso: durante el estudio, es importante que duermas tus ocho horas diarias, como también, que realices algún tipo de actividad física que te ayude a desconectar para después poder volver a estudiar con más energía.
       
    • Conoce en qué horas rindes mejor: cada persona trabaja mejor en un horario distinto, por las mañanas, por las tardes o por la noche. Si te conoces bien podrás planificar tu horario de estudio en las horas en las que tu cuerpo esté más receptivo. Esto favorecerá que con el mismo tiempo, puedas asimilar mejor el contenido.
       
    • Cuida el espacio físico de estudio: cuida el sitio en el que estudias. Tiene que ser tranquilo, disponer de los elementos necesarios que te permitan estudiar bien, bien iluminado y lejos de distracciones.
       
    • Diseña un buen plan de estudio: una buena planificación te ayudará a ser más efectivo en el estudio.
       
    • Escoge la técnica de estudio adecuada y utilízala como estrategia de aprendizaje.


    Estudiar es un trabajo intelectual autónomo que te permitirá diseñar tu horario particular para conseguir el mejor rendimiento para asimilar los contenidos. Por eso debes saber que la combinación de estudio y descanso favorecerá el proceso.

    Encuentra la técnica que te ayudará a estudiar mejor y empieza a crear tu plan de estudios. Si te cuesta hacerlo tu solo, siempre puedes realizar un curso que te ayude a aprender a estudiar.

Cursos relacionados